top of page

We Sweat!

Actualizado: 11 ene

¨Nunca muy tarde, nunca muy viejo, nunca muy enfermo para volver a comenzar¨.

~Bishnu Charan Ghosh




Nos sentarnos en silencio en postura de meditación para iniciar la práctica; de inmediato comenzamos a sentir las primeras gotas de sudor resbalando por el cuello y la espalda. La alta temperatura de la sala genera un calor que nos abraza y poco a poco comenzamos a sentirlo en nuestras entrañas. Con los ojos cerrados percibimos el aire caliente entrando por las fosas nasales y nuestro cuerpo comienza a adaptarse.


Los paneles de calefacción ubicados en el techo, el espejo en el que enfocamos la mirada, la doble ventana hermética y la puerta antirruidos, hacen que este lugar sea el espacio perfecto para iniciar la práctica de meditación en movimiento.


Aquí practicamos Bikram, un estilo tradicional de hot yoga, y otros estilos de yoga caliente inspirados en él.

La importancia de este estilo, y sus grandes beneficios, radica en que se origina del Hatha Yoga Tradicional, el cual utiliza técnicas físicas para preservar y canalizar la energía o fuerza vital. Ya que consiste en una serie de 26 posturas y 2 ejercicios de respiración (realizados bajo 40 grados centígrados de temperatura y con una humedad del 40%), condensa las técnicas más importantes y efectivas para preservar, mejorar y mantener un estado de salud óptimo. Entendiéndose este como el estado en el que la mente, el cuerpo y el espíritu se sintonizan y equilibran.


Este tipo de yoga ayuda a que el cuerpo se estire completamente mientras se suda, aliviando estrés, dolor en las articulaciones y contracciones musculares. Además mejora el sueño, balancea el sistema endocrino, desarrolla tono muscular, fortalece y estimula el sistema inmunológico, mejora la respiración, calma el sistema nervioso, reduce la presión arterial, desarrolla resistencia y capacidad cardiovascular.


Practicar yoga en estas condiciones no produce ningún efecto secundario como algunas personas erróneamente piensan, por el contrario, además de los beneficios para la salud antes mencionados, hace que el cuerpo entero se regularice, evitando incluso las enfermedades virales a las que hoy en día nos enfrentamos. ¡El calor elimina cualquier virus al instante!


El Bikram Yoga se originó en la India y se popularizó a comienzos de los años 70. El fundador, Bikram Choudhoury lo sistematizó siguiendo las enseñanzas de su maestro, Bishnu Charan Ghosh, un físico culturista, Hatha Yogi y hermano de Paramahansa Yogananda (autor de la Autobiografía de un Yogi). Así influenció notablemente el desarrollo del yoga moderno.


Por lo tanto, cualquiera que haya estudiado la tradición del yoga y haya practicado Bikram Yoga, comprende muy bien la profundidad y la estrutura perfecta de este estilo.


Sin embargo, muchos cuestionan su validez e importancia a nivel físico, mental y espiritual. El yoga no le pertenece a nadie y es una practica que proviene de una tradición ancestral, cuyos beneficios físicos y mentales son indiscutibles. Por eso hay que aprender a diferenciar a Bikram, el ser humano, de la practica de Bikram Yoga. Bikram Choudhoury adaptó con eficacia e inteligencia, un estilo tradicional de yoga a occidente, replicando la tradición y las condiciones ambientales con que se practicaba en India y de la misma manera que se lo enseñó su maestro; eso merece reconocimiento. Los errores que haya cometido como ser humano, no vienen al caso y no deben confundirse con la practica que hoy realizamos.

El problema es que a menudo tendemos a idealizar a los ¨yoguis¨ y a creer que son seres perfectos cuando en realidad son seres humanos llenos de imperfecciones al igual que todos nosotros. Un verdadero yogui es una persona que está en el camino de la liberación y que debe trabajar arduamente para alcanzarla, pero que de la misma manera puede desviarse y caer.

Nuestro trabajo es tomar el ejemplo de aquellos que han caído para no repetir los mismos errores. Al practicar tanto Bikram como cualquier otro estilo de yoga, nos comprometemos a crecer y a ser mejores versiones de nosotros mismos, así como a ser suficientemente valientes para estar siempre presentes y auténticos tanto en nuestra práctica como en la vida misma.


Esta es la filosofía en SMASH HOT YOGA. Las personas que vienen a practicar en nuestro estudio, con seguridad la identifican tanto en los profesores como en todo el personal. Nuestras clases son la expresión genuina de lo que somos ya que compartimos nuestro conocimiento desde el corazón.




54 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page